sábado, 11 de diciembre de 2010

variaciones en tango

Yo no sabía bailar tango, pero supe del Último en París, de las más hermosas tetas desnudas de María Schneider, y de su deseo, actuado a la perfección. Actriz.
Él, Brando, acabado, cogiendo por desgano, pero imponiendo condiciones al deseo de la espontaneidad.Era el '75.Yo esperaba el colectivo que me llevaría a la Universidad, y miraba extasiado el afiche de él y de ella, desnudos, en sepia, en una bañera circular
http://2.bp.blogspot.com/_nFKSJ5t5L3w/TQOgfuxYKcI/AAAAAAAAAd0/jrttBXSCHaY/s1600/schneiderimages.jpg
Carmen no me impuso condiciones. No, de ninguna manera. Ella había emigrado sus veinticinco años a España, cuando la última debacle fundió a sus padres de clase media, y la opción de pasaporte europeo fue la salvación, al menos para ella, la posibilidad de revalidar títulos e iniciar una nueva vida "en la vieja Europa" donde, como aquella de Sabina,  los días de San Sebastián instalaba un puesto de chocolates en el Rastro de Madrid, y, nostalgia de su Boulogne, el de Argentina, ponía música de Piazzola para atemperar el frío de su corazón herido.


¿Sabés?- me dijo-la cantidad de años que no bailo un tango?.Estábamos en el aeropuerto de El Plumerillo, esperando que la banda circular nos devolviera el equipaje. El mío estaba en el auto, el mismo Falcon achacado de cuando la fuí a despedir. El de ella, era solamente aquella valija de cuero repujado, ahora con varios sellos de aduanas y los colores del tiempo en logos de Barcelona, Barajas, Canarias, restaurantes y fajinas, una de bar tender, otra de la barra del La Taberna del Chueco en el barrio homónimo.Hay que hacer de todo, dijo mientras cargábamos  la suma de cajas de recuerdos de 5 euros, pocas cosas, la nostalgia del inmigrante, el mate, la yerbera, el portatermo también de cuero, estuve apunto de venderla, dijo y miró hacia la costanera ocultando la cara con lágrimas de mi mirada que no preguntaba ni acusaba, sólo recordaba a Piazzola.





El zonda estremece la ventana, aquieta el aire, irrespira la piel
toma mi mano, llevame el compás, su acento andaluz, su pierna desnuda apretándome contra ella, mi mano atenazando de terciopelos su cintura que apenas ha cambiado después de los hijos, uno en barcelona, otro en madrid, la última en canarias
Tal vez un cigarrillo?después, un antes, una espalda, su espalda, el sudor, sus uñas, suave el camino de los álamos y las fincas, un suspiro,  el jadeo, la sed, el apuro, el temblor, los brazos que se atan, los nudos, los sexos que se penetran, el arco de mi espalda curvada hacia el horizonte,  la agonía de sus pezones encendidos... sus lágrimas...el llanto en cascadas, su mano sobre el lugar donde tenía el pelo atado sobre la nuca y mis porpios veinticino años, su cigarrillo negro encendido, su mirada de nostalgias y memorias, mis dedos de uvas y torrontés.
Nunca te dije te quiero, nunca dijiste que no me amabas, sentados desnudos sobre la cama, nos volvemos apenetrar, con furia, prolongando el abrazo de los hippies y de woodstok, se lamenta el bandoneón, el contrabajo apenas un ritmo cardíaco, nos volvemos a amar con orgasmos de violines y de Tao
acá está empezando el verano, como la otra vez, y el mismo zonda

sábado, 27 de noviembre de 2010

variaciones en tango

http://t2.gstatic.com/

Yo tenía tu cintura
anudada a mi mano
cuando apareciste barca sedentaria y triste
navegando sueños callados de mares y cantabrias

Fueron tus piernas
las que subieron la tierra
las curvas de tus suspiros
las que nutrieron mi abrazo
Ávido de nubes
subí contigo hacia tu boca
recorrí tus labios,
me bebí tu lengua
y emborraché de epitelios
entre las parras y viñedos
latitudes de nostalgias
horizontes de deseos.

Tus dedos y uñas marcaron mi espalda
mis labios, tus pezones y la angustia
nudo y poesías, nuestros cuerpos apretados.

Enlazados, anudados en un grito
volvimos a la salvaje suavidad de la ternura
nos bebimos las lenguas, enhebramos nuestros sexos
presuntuosos de cercanías
y al caer el mediodía, extenuado de pasiones, de vinos y certezas
nos fuimos por el asombro en dirección a los olivos

jueves, 4 de noviembre de 2010

GIRONDEANDO NEOLOGISMOS

http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSHuilFIVaPME0wtGnQOBG_mOQRj6OzaZ8w_bGjaROG_f0EOvc&t=1&usg=__TMKDQ5lByQIAp7n-YGI-zizdKkA=







Ella escribe escarba escurre exita los exitos del exit y se va por la tangente con su dedos de dos sobre el teclado, ciento dos teclas ampliado, made in china. Se coloca los ojo sobre los ojos, las gafas, anteojos, los lentes y lenta mente me mira pero me trata de pavo si yo la miro con ojos de bobo enamorado, enredado en su anteojos de ojos queriendo mirarle la mirada que mira a mí  y piensa que pienso que debo quedarme quieto y no que no que encima le pellizque, apriete y encime sin décimos ni porcentajes declare estar de ella profundamente enamorado. Porque sí que sí que pienso, palabreo, prefiero, estar en su cintura sin cintos ni cintas ni cuántos, y menos vestidos, ni nada de ropa ¡qué coño, si a su lado hace un sol que mamma mmía! y además del sol el calor que además la sofoca cuanto más le rimo la rima, me arrimo y esclavo de sus pechos, sus pecas, sus tetas, sus lolas, sus senos de sedas de suaves contornos, y encima y detrás para colmo me enfoco en su espalda, y con mis manos de tano  le rimo mi río de aguas claras sobre su mar sevillano serrano asturiano español mediterráneo y con la eñe de ñoño le regalo una flor, una planta, una maceta, se ríe, sonríe me reta, se acerca, y confirma que no a las flores cortadas, tan solo vivas, a lo sumo en macetas.
Tantas hora de diferencia entre ella y mi ello, medianoche de mí, amaericana, madrugada europea de ella, me anuncia girando la cabeza y acariciando su pelo, mientra yo me mareo, marimbo, galanteo denserio a su mar en pijamas, ushutas, chancletas, babuchas, sandalias... 
Sin anteojos, sin gafas o lentes, ni anónima me mima, me ama un poquitito, me llena de besos electrónicos, de gestos sin dudas sincera, pero por ahí la duda que tiene le asoma,  declara que piense medite, estruje las úes y ahuyente sus temores porque "¡tío, te digo y con ternuras que te ha pegao fuerte esto de estar de mí enamorao! 
¡JODER!, le contesto con tanta ternura como ella cuando me escribe, me piensa y a su modo también me desea y me beza con zetas, con setas sensuales, sin cercos ni trampas, en cataratas , en bloques, en racimos, en prosas o poesías, los besos con ese o con zetas acumulan palabras sobre los teclados de ciento dos teclas, ampliado, made in china u taiguán, sobre uno de los cuales o muy sim ilar le escribo le digo, la pienso y de frente declaro que sigo de vos tierna 
y tontamente enamorado






lunes, 1 de noviembre de 2010

A tu espalda, pocas palabras

 
Espalda de mujer desnuda, William Merritt Chasehttp://www.ningo.com.ar/images/Amor/chase_espalda_mujer_desnuda.jpg

Con mis palabras, Amor, 
te digo, le hablo 
y acaricio tu espalda, cantiga 
de soleada infancia asturiana.


Un beso de sol sobre ella 
me llena los labios 
de silencios, aturde despaciosamente mi boca.

Tu espalda, Amor, es el mar que ríe y sonríe poemas con el sol 
 y sus pecas tan marineras.
Tu espalda, Amor, 
es el sol, dorada quimera.
Mis dedos de alfarero
mi corazón de barco
tejen sobre ella 
lentas urdimbres de horizonte.

 
 
Unha volta e un poema 
Guadi Galego e Guillerme Fernandez
(Caricia que me dieron 
desde "Asturias") 
Vai unha volta, 
unha volta e un poema
monté en la bicicleta, 
caminar y un poema
Unha cantiga, 
a cantiga dunha nena
una canción, 
la canción de una niña
Vai un xantar, un xantar, 
unha conversa
de almorzar, una comida, 
una conversación
Un pensamento, 
pensamento con talento
de un pensamiento, 
el pensamiento con talento
Vai o teu beixo, 
o teu beixo nun silencio
tus besos, 
tus besos en silencio
Unha palabra, 
a palabra desexada
la palabra, 
 
la palabra que quieres
E agora que sae o sol
y ahora que el sol sale
o teu nome xa se ve
su nombre como se ve
Agora que sae o sol
ahora que sale el sol,
ti tamén es
que también vamos
 
Vai a esquecida, 
a esquecida e nomeada
a los olvidados, los vecinos
Unha sentenza, 
a sentenza que ti fagas
y nombró a una frase, 
la frase que hacer la voluntad de su dicho
Vai o teu dito, o teu dito cun sorriso
su dicho con una sonrisa
Unha quimera, a quimera dunha espera
Una quimera, la quimera de una espera
 
Foi unha volta, unha volta e un poema
Fue una revolución, una revolución y un poema
Unha cantiga, a cantiga dunha nena,
una canción, la canción de una niña
Vou despedirme, despedirme cunha flor
voy a decir adiós, decir adiós me despido con una flor
Vou despedirme, cunha flor de cor de ron
con un color de la flor de ron
 

jueves, 28 de octubre de 2010

Sin palabras

Tengo la boca llena de palabras, una tormenta 
de sílabas dispersas, 
amontonadas y piratas, 
en corsario dispuestas a ir por sobre tu espalda.
Tengo las manos abiertas y cerradas, en palma 
y dedos sensibles dispuestos a la escritura 
desde tu tobillo a la cintura, 
desde el ombligo hacia tus pechos 
y aún así 
tu cabello que gira y me tapa la mirada.


Sin embargo, tengo tu mirada soñándome,
desdudándome
y yo a mis palabras desnudándote 
del único vestido que aún con el sol de primavera 
no pueden convencerte 
que mejor desnuda que vestida.
Debe ser por la distancia, los mares que
quién mierda los creó sino para distanciarnos
o tal vez para ahogarnos si nos atrevemos a cruzarlo.
Debe ser sabina, el alma errante de neruda, 
las palabras en libro 
del libro de los abrazos de galeano 
los que me persiguen sin sangre y con heridas ...


Y aún así
y aún así
y aún así insisto en escribirte, imaginarte 
en grafemas y morfemas
copiar de los poetas
plagiarme sus canciones
suicidarme con palabras
matarme con sílabas de idiomas descabellados
descabezar las letras una por una, insultar al castellano, 
al español, a la lengua madre y latina
que me hizo posible esta argentina 
tan lejos de tu patria de mares y epitelios
tan sorda de latidos 
tan lejos de mis manos y mis dedos
y tan cerca de mi boca y de mis labios que creen posible 
hablarte y convencerte que solamente soy yo
este inválido marinero en tierra, enterrado hasta los huesos
por culpa del idioma, la lengua y el cerebro racional y estúpido
que manda neurológico y sin lógica a esta calavera temblequeante y pálida 
a que siga esperando que amanezca el amanecer
con tu boca sobre mi almohada, o la tuya, vamos que no somos nada, 
vamos que nadar no nadaremos como antaño 
si las cicatrices insisten en despellejarte los deseos y dudar de mis palabras.


Ay de mí, de mi yo con las palabras
y estas letras muertas en rimas sin destino
sino estás aquí donde yo estoy, o yo estoy allí donde vos estás,
cantándome en gallego, asturiano, esperanto, inglés, norteamericano
de las islas galápagos, hawaikiki ,guaraní, quechua, inca, romano 
ay de mí y mis palabras en cualquier idioma pronunciadas
si no puedes estar aquí
o yo allí, pero juntos cabeza con cabeza, 
los dos sobre la misma sábana y almohada
silenciando por fin las bocas
y hablandonos, por fin
cuerpo a cuerpo, piel a piel, ojo y mirada
sin necesidad de alguna que otra palabra.


Ya no te hablaré, entonces, lo juro por ésta
ya no diré ninguna ni media ni cuarto de palabra
hasta que estés aquí o yo allí
cabeza con cabeza, pecho sobre pecho
sobre la misma sábana y almohada.
¿Vendrás entonces a mí, gaviota de alas blancas, volando desde el atlántico
buscando en llankanelo perlas de chaquiras azuladas donde te espera mi mirada?
El agua salada en dulce convertida por el vuelo...
¿Vendrá por fin el vuelo y las alas compartidas
el sueño de soñar domidos pero volando? 
Rompe el horizonte de sol agonizante 
si las chaquiras brillan sobre tu pecho desnudado
sin los gerundios y participios, la sintaxis, caligrafías
si no de puño y letra, de mano abierta y de alberti la palabra
su "insignia marinera: sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella y sobre la estrella el viento


y sobre el viento la vela"


y sobre el viento la vela... extendidas las alas desde ésta, mi montaña
remontado lentamente, (así es el vuelo del cóndor, lento pero seguro), 
subey sube en las cálidas corrientes
sigue el curso del río, busca el vuelo de tus alas
remonta la montaña, sube y sube hacia lo alto
tan alto que hasta el mar de la distancia se empequeñece
hasta encontrarte
amada mía, de nuevo con mis palabras


lunes, 25 de octubre de 2010

Judicialización de la poesía

http://www.losandes.com.ar/fotografias/fotosnoticias/2001/3/3/int-9506.jpg(murga en mendoza)
http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQDzLAwncQEOZb-4rLYFi0GK8NKYS6doBnLRXNuHUFeuzyC61E&t=1&usg=__fTsyICHKLU9RcBof0MRp7HbQKmc=(murga en mendoza)





16.Judicialización de la poesía


-         Pero es que yo no soy así, ni tan siquiera... ¡Alto! STOP.
¡No te acerqués tanto!. Nuevo reglamento. Nueva ley de tránsito.
-argumenta mi amada tan italiana, ahora súbitamente leguleya y castellana
dando curso a un expediente que se tramita burocrático
por la consabida Mesa General de Entradas.

Es un hecho inédito y por demás extraño
estar judicializando la poesía, diran los escribientes al ponerle sellos, firmas y número a las fojas, mientras Mariángeles insiste
- No tengo, Señoría,  esos deseos que este español tan italiano
anda por ahí, en forma de versos proclamando.
Tampoco esas pasiones que ahora, como ve usted, pero exíjale, que...  
- Juan ¡Mantené, por favor una mínima distancia, che!.Escuchame...
quiero decirte algo… siento temor a equivocarme
enredándome entre tus brazos y a no poder desanudarme
cuando querés desnudarme, como ahora por ejemplo.
¿Me entendés?

- Claro que te entiendo, Amor, perdón, Usía, no es a Usted, sino a ella
pero es que Señoría, ya lo ha escuchado no me deja acerca a menos de
está bien, utilizaré entonces armas castellanas y con ellas en la boca
le batallo esta jurídica respuesta, tome nota usía, usea usté, el escribiente, y que no sea taquigrafía, que yo de eso ni nado ni medio, pero sí, que sí declaro bajo fé de juramento... tome nota, secretario del juzgado y que no se pierda lo escrito como otras veces ha sucedido, en los intrincados vericuetos de la red.
- Amor, te decía, que no tenés porqué sentir temores si yo solamente quiero…
es cierto que por quererte quiero desnudarte, pero más
pero mucho más prefiero vestirte con ropa de ternuras…

 - Señor Secretario, en vista de lo que Juan acaba de presentar,
invoco el Art.1º, y en mi defensa  afirmo que el autodeclarado poeta utiliza argumentos  harto complicados que encubren con palabras unos deseos no muy claros.

-         - Protesto Usía, protesto, pero admito que es cierto.
Pero sí que sí, que quiero escribirle versos
sobre el cuerpo, sobre toda su piel
enamorado del poema de la vida
que se inicia en su suave boca de duraznos.
Y si por ello debo ser juzgado, que en juicio oral y urgente sea
Culpable me declaro de estar de ella locamente enamorado.

domingo, 10 de octubre de 2010

¡ Ne me quitte pas !

video
imagen del mayo francés: http://t0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQWEdutYxEpkH2hO6tM7yFUDytDPYEIGzqtNUBCNorkKR-dBuQ&t=1&usg=__I8NZdOAIExfA-PsLjPCfy_QERa0=

niñohttp://1.bp.blogspot.com/_nFKSJ5t5L3w/TL9vBXu6uiI/AAAAAAAAAZo/dIe90hnuMKE/s1600/mi%C3%B1oimages.jpg














Maldito Jaques Brel

fantasma desolado y lloroso que azota mis lágrimas herrumbradas por la espera sin retorno, maldita primavera y sus estúpidos jazmines que insisten en florecer ingenuos cada diecisiete de octubre y se renuevan blancos en cada luna de noviembre, ajenos a la luna, aquella luna de setiembre, parturienta efímera de reflejos, cuando Mariela y su puño izquierdo en alto de amor me embarazaron para siempre.
No hay explicación para el tropiezo, general de los estados generales del corazón,generalmente enamorado y tantas veces derrotado en desigual batalla,quizás porque nunca fuiste un buen soldado, dejando que la atacaran de frente y de costado, sin poder hacer nada más que sospechar la capucha, las manos atadas con alambres y la tortura constante, hasta la muerte sin una estrella que diera cuenta de la barbarie.

Malditas manos mías tiernas que aún buscan el abrazo que tuvimos, la caricia que sostuvo el hombrecito nuevo por llegar, esas que insisten en poner azúcar en el café y un poco de su mirada, y decorar las tostadas con manteca y mermelada al salir el sol del nuevo año del sur, pálido y efímero como aquella luna de setiembre

El dedo izquierdo anular está vacío de aquella promesa del Eclesiastés y el libro de Ruth, alevosamente enclaustradas, unilateralmente apropiadas como estéril venganza de sometimiento a los recuerdos de lo que iba a ser un para siempre...frágil promesa de enamorados veinteañeros, que querían ponerle flores a las plazas de cementos

Maldito café de Montmartre, callejuelas de parís, barrio de los estudiantes, y aquel grafitti del '68, cuanto más hago el amor, más la revolución, cuanto más la revolución, más el amor y Mariela sacrificada a los 17 luminosos años de su pelo al viento ondeando junto a las rojas banderas de la internacional y las manifestaciones obreras y estudiantes del mundo unidos...ne me quitte pas, mon amour, ma petit prince...

Malditos cafés de Mendoza en primavera, y sus mesas solitarias, y sus deudas solidarias, y sus a esta hora exactamente sigue habiendo un niño en la calle, cientos de niños que viven en las calles, naufragando sus corazones de barcos
Maldita mirada que insiste en recordarte

Yo te ofreceré
Perlas de lluvia
Llegadas del país
Donde no llueve
Yo cavaré la tierra
Hasta después de mi muerte
Para cubrir tu cuerpo
De oro y de luz
Haré un ámbito
Donde el amor será rey
Donde el amor será ley
Donde serás reina....

ne me quitte pas

Mendoza, octubre de 1.977

sábado, 9 de octubre de 2010

Una palabra: Amor

video
Una Palabra

by Carlos Varela
Una palabra no dice nada
y al mismo tiempo lo esconde todo
igual que el viento que esconde el agua
como las flores que esconde el lodo.

Una mirada no dice nada
y al mismo tiempo lo dice todo
como la lluvia sobre tu cara
o el viejo mapa de algún tesoro.

Una verdad no dice nada
y al mismo tiempo lo esconde todo
como una hoguera que no se apaga
como una piedra que nace polvo.

Si un día me faltas no seré nada
y al mismo tiempo lo seré todo
porque en tus ojos están mis alas
y está la orilla donde me ahogo,
porque en tus ojos están mis alas
y está la orilla donde me ahogo.
Fuente: musica.com

calma

calma calma calma

estoy intentando re-editar el blog para que tenga textos,audio y video
por eso lo que me ha salido es lo que ha quedado,
sepan disculpar las molestias, estoy trabajando en ello


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

náyades


"...las cinco horas que se tardan las náyades de octubre
en transmutar en agua a las arenas de Lavalle..."
 Geografías del fuego...

Gaviotas en Malargüe

video




""....Con ellas y otros modos intentaremos protegernos
ordenando a nuestras pobres piernas terrenales
que sean pájaros de nuevo alzándose 
en alas de taguas, cóndor, gaviotín, cisne o garzas blancas
remontando las montañas que nos ciegan horizontes 
impidiéndonos tener trasparencias en los ojos..."
 del Geografías del Fuego



ALAMOS EN PRIMAVERA DE MALARGÜE

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/1175240.jpg

Por allí estuviste verde de primaveras
cuando yo andaba por acá, resucitando
video
 

miércoles, 6 de octubre de 2010

Buenos días


http://farm3.static.flickr.com/2397/3533330300_45b2680b1b_o.jpg














A cualquier hora de no importa cuál sea el día
De muchas maneras diferentes podría decir cómo te quiero
en esta geografía de Mendoza que me invento
por estar de vos locamente enamorado.

Si en serio fuera poeta tal vez te lo diría
como si vos no lo supieras
Como si vos me quisieras desde siempre
o como si nunca hubiese sido sino hasta ahora
que una letra y su palabra existiera junto a los labios.
Y aunque fuese tan poquito pequeñito diminuto,
apenas así de poco que me quisieras, igualmente
empezaría por decirte buenos días
suavemente
y eso sería apenas suficiente
pero imprescindiblemente necesario
para agradecerte la sonrisa matinal.

Apenas distinto lo mismo te daría buenos días
abrazando los nogales de tupungato
tu pie desnudo pateando hojas, jugando adolescente
haciéndole cosquillas
a los serios troncos de los árboles
cardíacos latidos, unidos lazos por los aires
repitiendo, buenos días, buenos días, buenos días.

Claro que si me dieras otra señal de bienvenida
un suspiro prolongado, una esperanza
entre las parras , y de natural naturaleza desnudada
me esperaras junto a las sábanas
entonces podría reinventarme labriego o campesino
y labrarte primaveras con mis manos de viñedos
mi cuerpo entero convertido en un sencillo y claro te quiero…
te quiero, te quiero, te quiero repetido en susurro melancólico
por las hojas de los álamos que otoñados de marzo
deslumbran laterales de amarillo
por las rutas y caminos preparando el vino nuevo.

domingo, 18 de julio de 2010

SONRISA DE COSECHA


(foto : http://folcloreargentino.files.wordpress.com/2009/03/panuelos411.jpg)





Una mañana de marzo estaban las uvas
madurando sus dulzuras
inquietándos mis dedos vendimiales
cuando ví tu cuerpo caminar hacia las fincas
anunciando que tal vez, habría vendimia.
Traía tu cintura, sobre el borde de la falda
una amplia sonrisa de cosecha.

Te acercabas con esa tu mirada verde
entre las hojas verdes de las parras
terrón de canto, acequia y agua…
y yo, apasionado, como el rojo vino tinto
despertaba hacia el deseo contemplando
tus álabes de curvas femeninas
arrastrando perfumes otoñales
de sabrosos taninos en la boca.
Te perseguí la espalda con cuecas y pañuelos
danzando con mi cuerpo vides mendocinas
que buscaban con urgencia caminos de bodega.

Sin embargo, en corto vuelo de poemas,
melancólica tonada se desprendió de tu mirada
ese torpe horizonte que a veces nos separa.

Sol que quema si me acerco demasiado
hasta tus ojos de italiana
fuí, sobre tus labios rojos
apenas un instante
frágilmente llama, incendio inútil
por las nubes de tus párpados
que apagaron todo fuego, cerrando tus deseos
con fundamentos de distancia.

Quebrada la tarde en el cogollo
al morir el día ya no sonreía
de vendimias tu mirada
y si bien el hoy fue una tonada
mañana seguirá mi canto
siendo cueca esperanzada
en descubrir sobre el borde de tu falda
aquella amplia sonrisa de cosecha.

miércoles, 30 de junio de 2010

INDEFECTIBLEMENTE




Intentaré decirte que te quiero, que esta mañana es apenas diferente
a la de cualquier mañana que empieza el día de un día cualquiera.
Que extraño tu paso, tu palabra, la rueda de luna
que iluminó tu cintura, mi cara, mi camino, alguna vez, hace algunas vidas,
un día, un milenio, un año de almanaque gregoriano, maya, chino o africano.

¿Cómo decirle a un sueño que sé cómo es tu cara
tus pechos, la ternura de tus manos,
el sabor de fuego de tu boca de italiana, española o argentina?.
De dónde viene el fuego que no tiene patria sino sentimiento
pasión deseo delirio, y la Nahira de tu nombre
escondido en el recuerdo.

Para qué sirve una almohada, una sábana, una cama
sino para apenas ocultarte desnuda de mis desnudas manos
que te intuyen, te buscan y descubren el vacío
una mañana de una mañana cualquiera
ahora que ha empezado el año nuevo del sur
y los días comenzarán a ser cada día un poco más claros
el sol un poco cada vez más tibio
tu cintura un poco cada vez más deseada?

Deseo que desees, que sueñes que busques y que me encuentres
Deseo encontrarte!
Hace tánto tiempo que te he buscado para completarme
para completarte
para ser un poco más completos que lo que hemos sido
en nuestra vidas precedentes...

De qué sirve una luna que busca en su redondez de luna plena
iluminar el sol de mi mirada
que te busca, delira, sueña, desea
si no sirve para encontrarme, para encontrarte...

Estoy por partir hacia el trabajo
son las cinco y un cuarto de una hora sexagesimal
y aritméticamente controlada y hoy mi horizonte está no en el cálculo
de la cantidad, cifra grosera e impúdica, sino en tu mirada
en que abrás los ojos y me encuentres, me intuyas, me desees
se aproxime el momento en que...

Hoy, esta madrugada, tendrá que ser indefectiblemente
una buena mañana, si te encuentro

Eso quiero decir
No sé si me entendés lo que te digo

lunes, 28 de junio de 2010

FAROS VENDIMIALES



http://equinoxio.org/UserFiles/image/ojosverdes.jpg






4-Faros vendimiales


¿Emergerá alguna vez
en otros contextos
en otra más adecuada circunstancia
tu mirar de verde y primaveras
tus pechos de pájaros
tu cadera de vinos y tu cintura de vendimia?

Es probable, sí.
Ya otras veces esos verdes de jarillas
alumbraron andinas clorofilas en valles y secanos.
Ya otras veces nos enredamos los cuerpos
un poco en la montaña
y otro tanto por los llanos.

Pero será imposible
no importa
qué tan precisos sean esos contextos
ni que tan adecuadas
sean las circunstancias
que aquella tu mirada
no refleje lo tan verde de tus ojos
cuando en faros vendimiales
se incendien de verano
entre las viñas de mi cuerpo.

Ni cuando,
otoñados por los soles del oeste
nos hayamos bebido
todo el horizonte del mañana
las aguas de los mares
y el silencio de los tiempos.

viernes, 18 de junio de 2010

2- Mujer con sombrero


Esta mujer es una mujer
y tiene un sombrero
el sombrero tiene una cinta
y la cinta
pinta
dibuja
colorea
enciende
la acuarela, el óleo, un acrílico
de azul, amarillo, celeste y sol.

Esta mujer tiene un sombrero
y un rostro
que ríe, sonríe, dibuja, y pinta
cada mañana de una mañana
tenga o no tenga sol el día
porque ella es un sombrero
que detiene la lluvia fría
de un casi invierno que es hoy

y la enciende, la encuadra, la dibuja de nuevo
y hace salir el sol desde el río que es un mar
el mar
del Río de la Plata.

Esta mujer con sombrero tiene una risa
y la risa su sonrisa y su saudade
su italiana manera de decir buen día
con que alegra el día del amigo, la amiga,
la cinta, el color el bermellón y el sol
que tiene el son de Guillén el Nicolás
el buen día día del abuelo Miguel
y el hola tano, tanito, che!
con que su reiki, y su zen
iluminan mis mañanas de trágico capricorniano.

Yo soy ese yo que cree que escribe,
porque a veces combina algunas que otras letras
sílabas o consonantes, que suenan, comulgan,
desean y sueñan hasta que ven a esta mujer
llena de colores pintar con miradas e intensidades
más que palabras
a la vida misma.

La mujer con sombrero es mi amiga
y yo soy feliz
porque así soy amigo del sol
y el sol tiene color de mujer
plena
que ríe, sonríe, dibuja, pinta
cada mañana de una mañana
tenga o no tenga sol el día
porque ella lo es
y el sol
como su mirada y sus palabras
tiene colores y vida.

sábado, 12 de junio de 2010

5-Algunas certezas









No recuerdo
qué tanto más geográficos
ni menos vendimiales
habremos sido antes.

No sé
en cuántos párpados diferentes
nuestros ojos se habrían estado mirando
antes de este tiempo que nos toca en el presente.
Demoraron tanto en descubrirse...

¿Cuántas latitudes caminaron
nuestras piernas precedentes
entre Lisboa y Llankanelo
Urubamba y Huanacache
antes de encontrarse?

Imposible cuantificar…

¿Qué tan longitudinal
puede ser un horizonte?.

Apenas tengo
alguna que otra respuesta
a las tantas dudas y preguntas
que en enormes cantidades
junto con los miedos
te asoman por el cuerpo
cada vez que tu cerebro
le ordena no sentir
al corazón de tus pensamientos.

Sin embargo
algunas certezas tengo.
Sé que las poseo.
Están cerca de tu cuerpo.
Por ahora, apenas un poco
lejos de mis dedos.

jueves, 10 de junio de 2010

Mujer envuelta por las vueltas de un pétalo y sus rosas
























Prendida a los pétalos de una rosa rosada
con sus vueltas de pétalos alrededor de un señor
muy alto en el tren
camino a mi trabajo.
Un aroma de café.
mi compañera en las mañanas
la sonrisa de 4 años de Paula
ilumina el lugar de un día muy largo.

Me llega el dolor de una abuela
sola.
Todavía me golpea que un alguien
no cumpla con su palabra,
cuando para mi viejo su firma
era su palabra

Pensaba
¿tendré que cambiar mi forma de ser?
me da vueltas la punta de un ovillo.
Tengo lágrimas en los ojos
cuando recuerdo a Sugus.
Pero estoy tranquila
creo que hice lo que debía.

Sigo fascinada por el recuerdo de la negrita 5 de junio
y su comida en una noche,cálida estrellada, casi perfecta .

Y me digo que estoy bien.
En la paz de mi hogar,
mi hijo
en casa
un sábado
rodeada de ronrones como mantras,
y una peli que no terminare de ver.

Lo simple y cotidiano de un dia "D"
cuando no puedo quitar de mi mente la rosa rosada
y las vueltas y contra vueltas de sus pétalos...

martes, 8 de junio de 2010

APRENDIZ DE MARINERO





http://www.poemas-del-alma.com/blog/wp-content/uploads/imagenes-poemas/3b4d952.pjpeg









¡ Solamente soy yo, Amor !
El eterno navegante
que desde siempre ha sido para vos
muchos siglos antes que tus labios
descubrieran el secreto de mis mares.
Aunque hoy
solamente tus temores
evitan que te hable
te piense y te desee
y por esas dudas
que siembran de oscuridad
las luces de tus párpados
me mirás con sombras de extranjero
en esta geografía de soles y viñedos.

Pero mañana, ¡ah, pero mañana!
cuando dejes que te escriba, te mire
te piense, te hable, te ame y te desee
seré apenas aprendiz de marinero
frente al mar de la vendimia
que será tu cuerpo de uvas por febrero.

Pero siempre seré
en todo tiempo y lugar
en toda precisa cantidad,
en alguna indefinida circunstancia
en cada grito o susurro
en cada palabra escrita, en todo poema imaginado
el que te querrá muy mucho.
El que te quiere muy tanto.

Así pienso cuando hoy te miro
y cuando no te veo te imagino
y cuando no te imagino es porque estás cerca
y cuando es así creo que nunca,
pero que nunca ¡nunca!
podrás convencerme
que existe otra geografía distinta
ni que alguna vez imagine distante
a la madera de tu cuerpo en primavera.

miércoles, 2 de junio de 2010

Informe sensorial de matemática geografía












1 - Informe sensorial de matemática geografía


Desde los pies de María Inés el camino del deseo ha empezado decimal por cada uno de sus dedos.
Será por ello aritméticamente certero encontrar sus piernas, esas finas sinusoides singularmente perfectas.
Los tobillos que apenas abultan, naturalmente óseos, orográficos, son la delicada insinuación que, con sus mínimas redondeces, constituyen el piedemonte sensorial precedente de los muslos, unos ríos epidérmicos que corren impetuosidades de llanuras, las cuales, por cierto, se extienden voluptuosas y determinadas hacia el norte ecuatorial.



Por la estepa espaldar se puede llegar a una interesante curvatura geoidal denominada Cadera Típica de Roja Manzana.
Si este sector yacente girase con autonomía a ciento ochenta grados,sería muy probable que al recorrerlos con los segmentos precisos de los dedos se provoquen hipérboles sobresaltadas en el leve vello erizado y triangular que le antecede.



Considerado en su total totalidad, el cuerpo epitelial de esta mujer es un tanto mediterráneo, greco-itálico, muy sensual, y claro está, exquisitamente femenino.
Sin embargo, o quizás por ello, es dable recorrerlo como pueblo original, es decir geográfica y minuciosamente uspallatero. Como tal buscar las voces antiguas de su canto, explorando sensorialmente las redondeces volcánicas, sobrevolar sus alturas sin cuerdas ni hipotenusas, encontrar las articuladas muñecas, descubrir
el justo ángulo de los codos.


El breve hombro es toroidal.
El cuello, suficientemente preciso,pero imprescindiblemente necesario de ser besado con el suave y arrítmico aleteo de una mariposa en el verano .


Ascendiendo fogosidades indetenibles se encuentra la enbalconada y firme maníbula mediterránea,singular, romana o pitagórica, donde se descubrirá
lo congruente que resulta su boca con la de uno, y ya dentro de ella, los arcos, cuerda y flecha de nuestros labios horizontales y perpendiculares a su lengua.
¡Ah, su lengua !
Decididamente geográfica y de fuego, ardiente Llankanelo para nada racional ni matemática, humedece inquieta, los contextos de las ciencias.



Desde los labios frutales a durazno hay que dejarse caer por los aires del asombro,
descubrir la lluvia aleatoria de cabellos, la tierna geometría del oído, sus laberintos presurosos de deseo, detenerse, sólo un instante, frágil de tiempo como todo instante, para dejar en él un beso, suave y silencioso, y tal vez, un último y leve mordisco lobular.


Si el explorador quedase extasiado davinciano del cuerpo ahora semidesnudo pero siempre plenisensual,resultará conveniente que luego de teorizar y experimentar para construir estos postulados, y sus efímeras hipótesis, se deje
que el cuerpo mencionado termine de descansar.
Alejar de sus oídos y miradas, al menos por algunos momentos, los desvaríos verbales e intrascendentes con que se pretenda sabiduría epigramática y darle
tranquilidades racionales a sus párpados y los sueños,las manos y el deseo.



Terminando el recorrido precedentemente descripto estará permitido con sumo cuidado de no despertar atardeceres, encender un cigarrillo, negro, buen tabaco, e ilógicamente fumando, dudar de todas las certezas algebraicas, pero concentrarse topológicamente en la belleza de este cuerpo desnudado que ahora ha entrado y apoyado la mano izquierda sobre el borde del sillón adelantando la pierna derecha y así ocultar pundonorosamente el sexo, como la Venus de Cnido de Praxíteles. Desde esa cuidadosa posición, la estatua estará cobrando vida silenciosa, levantará apenas la barbilla y mirando hacia mis ojos, esbozará la sonrisa de Gioconda que ya le conocemos, pedirá que deje de fumar, y con una toalla etérea de blancura comenzará a secar su cuerpo recién salido de la ducha .

Así contextualizado, el observador, mirando hacia el rectángulo regular de la ventana, deberá decir en su escrito que si se está aquí jugando con las palabras y las matemáticas debe ser porque a la Vera de Francesco ya no tienen sonrisas melancólicas las mañanas.

Se deberá creer a pie juntillas, es decir, de pie o no,
pero siempre junto a ella, que habrá un mañana
y que al verano le seguirá el otoño con toda naturalidad.






domingo, 30 de mayo de 2010













1 - Carta a las medidas iniciales


Cuando en el Lavalle de los amplios desiertos
acortamos distancias entrelazando las manos
descubrí qué habitaba en tus dedos largos.
Ellos parecían extrañar primaveras.
Los míos, longitudes de cinturas tiernas.
Imaginé al apretarlos,
otras vidas.

Que antes ya había sido parte de mi sueño
tu silueta suave de mujer pequeña.

Sabrás que en lo pequeño
pondero nada más que la distancia
geográfica y relativa
existente entre un pie y una cabeza.
Solamente una cantidad de tamaño corporal.

De medirse con longitudes y medidas
las verdaderas e importantes geografías
estarían alrededor de tus labios rojos
en las costas de ternura de tus ojos
y en los mares de fuegos
que en múltiples deseos
te navegan en incendios la cintura.

Tu cintura
debo decirlo

esa circunferencia de sensuales geometrías
apenas contenidas por los límites de la ropa
no tiene necesidad de medida alguna.
Ella sola
es capaz de construir sin palabras

las arquitecturas vorágines del fuego.

Sin embargo, tu boca...

¡ah… esa boca de italiana…!
Ella sola,
sólo ella podría hacer conmigo

la más clara y profunda de todas las poesías.